15 diciembre 2006

“Sad Wings of Destiny” (Gull Record). Judas Priest, banda de Birmingham (UK), había cogido su nombre de una conocida composición de Bob Dylan, pero el estilo de este combo nada tenía que ver con la música del veterano cantante de Duluth. El segundo álbum de Judas Priest, grabado en 1976, puede considerarse uno de los discos más importantes del naciente heavy metal europeo de finales de la década de los setenta. La voz aguda de Halford y los riffs de de las guitarras de Downing y Tipton, así como la potente sección rítmica, confirmaron que el segundo álbum de la banda británica marcaría definitivamente un estilo que tendría un destacado éxito comercial en sucesivos años. “Sad Wings of Destiny” contiene piezas típicas de rock duro, buenas para interpretar en directo, casos de “Victim of Changes”, “The Ripper”, “Deceiver” o “Tyrant”, que además significaban un cambio de rumbo por parte de Judas Priest, grupo, sin duda, encaramado en el podio de los pesos pesados del heavy. Patrick Woodroffe es el autor de la portada de simbología demoníaca, un asunto muy recurrido por los integrantes de las bandas de rock duro.

Canciones: “Victim of Changes”, “The Ripper”, “Dreamer Deceiver”, “Deceiver”, “Prelude”, “Tyrant”, “Genocide”, “Epitaph” e “Island of Domination”.

Músicos: Rob Halford (voz), K.K. Downing (guitarra), Glenn Tipton (guitarra y voz), Ian Hill (bajo) y Alan Moore (batería).

Otras portadas: RockaRolla (1974), Sin After Sin (1977), Stained Class (1978), Killing Machine (1979), British Steel (1980), Point of Entri (1981), Defender of the Faith (1984), Turbo (1986), Priest…Live (1987) y Ram it Down (1988).

No hay comentarios:

Publicar un comentario