08 noviembre 2007

Portrait In Jazz (Riverside) 1959
Bill Evans Trio
Portada: fotografía de Melvin Sokolsky





Una historia: “Bill Evans era de ese tipo de gente que cuando entra en algo, o apenas se detiene en ello o, sin mediar más gestos, se deja la vida. En otras palabras: cada melodía que interpreta irá siempre con él en todas las demás porque era un convencido; no al estilo del militante entregado sino al de quien sabe qué está buscando y que lo que está buscando es la complejidad y la ambigüedad, la sugerencia frente a la definición. Su voluntad de estilo es tan fantástica que, quien pueda o quiera, no tiene más que comparar dos piezas –trato de dar un ejemplo extremo-: Peace piece, un solo grabado en el 58 y el Gymnopédie de Eric Satie, grabado en el 64.
Era el mejor desde Miles Davis, el último mito al estilo de un Bird: era el pájaro blanco, tan entero, expresivo (y tan duro en su capacidad de ser) como Miles, tan infinitamente sensible como Lester Young. No dejaré de escucharle nunca pero da tristeza ver cómo se van. Toda la obra queda, es verdad, pero siempre hubiera podido venir a tocar otra vez. Porque Bill era de los que no defraudan; porque para él la música era la lucha por la vida y la capacidad de hacerlo bien, no de cumplir y cobrar. Era de esa raza que se deja la piel sobre un teclado sin que la inteligencia lo abandone. Era, de una sola vez, cuerpo y alma: un condenado a la armonía”.
José María Guelbenzu.


Otra:Incorpora a Scout La Faro y a Paul Motian y forma uno de los tríos más geniales de la historia del jazz. La Faro, un joven descendiente de esa gran escuela fundada por Jimmy Blanton, el mejor bajista de Ellington –el que sacó el contrabajo de la casilla del perro, nombre con que lo denominaban los jazzmen de la época- murió a los 23 años luego de haber revolucionado el arte de tocar este instrumento de relleno…
Los tres tenían una meta musical, una meta de trío. Comienzan a trabajar en un club de Greenviche Village y poco después graban Portrait In Jazz, con un Evans exuberante, un vigoroso Paul Motian y La Faro, con 23 años y una invención incansable. Tres músicos capaces de domar sus ilimitados impulsos creativos hasta que apareciera la claridad, la belleza sin restricciones, la unidad”.
Hugo Gaitto.


Composiciones: Come Rain or Come Shine. Autumn Leaves. Witchcraft. When I Fall in Love. Peri’s Scope. What Is This Thing Called Love?. Spring Is Here. Someday My Prince Will Come. Blue in Green.


Músicos: Bill Evans (piano), Scott LaFaro (bajo) y Paul Motian (batería).


Además: “El mundo poético de Evans era soñador, melancólico e introspectivo, y desde esta poética irrepetible emergió una música neblinosa, enrarecida, expresada con una capacidad intensa de envolver a la audiencia con sus emociones: Su música estaba basada en sutilezas más que en evidencias y es lo contrario del expresionismo que mancomuna a Taylor y Tyner. Estas sutilezas pueden hallarse en todos los elementos que definen su arte interpretativo: son melódicas, armónicas, rítmicas y tímbricas, y aunque Evans fue un estricto pianista de jazz, en este sentido sólo encuentra parangón en los intérpretes clásicos”. Carlos Sampayo.







Más portadas: New Jazz Conceptions (1956), Everybody Digs Bill Evans (1958), On Green Dolphin Street (1959), Explorations (1961), Sunday At The Village Vanguard (1961), Waltz For Delby (1961), Conversations With My Myself (1963), Trio’ 64 (1964), Trio’ 65 (1965), California Here I Come (1967), What’s New (1969), The Tokyo Concert (1973), I Will Say Goodbye (1977), You Must Believe In Spring (1977), We Will Meet Again (1979) y The Paris Concert (1979).




No hay comentarios:

Publicar un comentario