03 diciembre 2008

The Story Of Fado (Hemisphere)
Varios
Portada: ilustración de Scott Menchin




Fado, Canción popular portuguesa, especialmente lisboeta, de carácter triste y fatalista, según el diccionario de la Real Academia Española. Escueta puede resultar esta definición porque el fado portugués como ocurre con el flamenco, jazz o blues, por poner ejemplos de música y canción populares, es dificil de definir sobre todo cuando surje de los adentros de quienes escriben las canciones y de quienes las interpretan. En este amplio recopilatorio de 22 piezas, en la mayoría de los casos de los años 50,60, 70 y 80, aparecen las principales figuras de dicho canto, es decir Alfredo Merceneiro, Berta Cardoso, Carlos Ramos, Lucila do Carmo, Max, Amalia Rodrigues, Carlos do Carmo, Fernanda Maria o Vicente da Câmara, sólo unos cuantos de la larga lista de cantantes de ambos sexos que han mantenido o mantienen viva la llama de una canción emparentada con el devenir cotidiano de las personas, sus penas, sobre todo, utilizadas para expresar un estado relacionado con la saudade.

Canciones: A casa das mariquinhas. Nao venhas tarde. Tia Macheta. A tendinha. A Rosinha dos limoes. Rosa enjeitada. Partir é morrer un pouco. Foi ma travessa da palha. Foi Deus.Lisboa a noite. Aquela janela virada prà o mar. Fado das caldas. Belhos tempos. Colchetes de oiro. Fadista louco. Saudade vai te embora. Embucado. Amar. Saudade mal do fado. Arraial. Ate que a voz me doa. Carvalo Rouco.

Intérpretes: Alfredo Merceneiro. Carlos Ramos. Berta Cardoso. Hemina Silva. Mas. Maria Teresa de Noronha. Antonio dos Santos. Lucila do Carmo. Amalia Rodrigues. Tony de Matos. Tristao da Silva. Vicente da Camara. Fernando Farinha. Hermano da Camara. Antonio Mourao. Fernando Maria. Joa Ferreira Rosa. Teresa Silva Carvalho. Carlos do Carmo. Joa Braga. Mara da Fé. Nuno da Câmara Pereira.

Más portadas: Fado bailado (1983), Fado: historias, baladas e lendas (1990), Historia do fado (1993), Fado de Lisboa 1928-1936 (1994), Fado de Coimbra 1926-1930 (1994), Variaciões em fado: Lisboa&Coimbra 1926-1936 (1996).

1 comentario:

  1. Adoro escutar fados porque são bonitos e melancólicos.

    ResponderEliminar