27 mayo 2014


El 13 no tiene por qué ser un número gafe, y hasta da cabida a un excelente disco


Down River

Over the bridge/ On a wet'n' windy grey day/ Watching the waters kissing/ Skip along slipway/ Got time for dreaming/ Time for drifting with the breeze/ Time to take my time/ And time to spend it as I please/ 


On a lazy da down river/ You can dream away the blues/ A lazy day down river's/ Just the pleace for dreams and music/ For though it's grey and cloudy/ You can dream away the blues/ Down river/

Out from the bank/ You can see the barges glide/ Watch the rowers sweating/ As they fight against the tide/ And the seagulls dancing/ On the cold and chilly air/ Make me wish that I could fly/ And travel anywhere/

Down river/ Cast off the blues river


Río abajo

Sobre el puente/ en un día gris, húmedo y ventoso/ observando besarse a las aguas/ que van brincando por la grada/ tanto tiempo para soñar/ tiempo para dejarme llevar por la brisa/ tiempo para tomarme tiempo/ y tiempo para pasarlo como me plazca/

En un perezoso día río abajo/ puede unho olvidar soñando las penas/ es el momento justo para los sueños y la música/ pues aunque esté gris y nublado/ puede uhno olvidar soñando las penas/ río abajo/

Desde la orilla/ puedes ver deslizrse a las barcazas/ observar a los sudorosos remeros/ cuando luchan contra la marea/ y las gaviotas que danzan/ en el aire frío y helado/ me hacen desear poder volar/ y viajar a cualquier parte/

Río abajo/ Deshazte de las penas río abajo





El guitarrista, compositor y cantante escocés Bert Jansch (1943 - 2011) grabó en 1979 el elepé que saldría al año siguiente bajo el título Thirteen Down, en el que el citado músico aparecía acompañado por el grupo Conundrum. Tras la etapa norteamericana, Bert anduvo con el también músico Martin Jenkins, quien aparece en los créditos de la canción aquí recogida, una pieza intimista sin duda y melancólica, que se adapta muy bien al repertorio del elepé, grabado en un ambiente relajado y propicio para composiciones que llegan enseguida a captar la atención de quienes las escuchan. El disco se puso a la venta en España en la inolvidable discográfica Guimbarda, un sello que realizó, entre otras actividades, una excelente labor en la recuperación a finales de la década de 1970 y comienzos de la siguiente de los discos de Pentangle y de sus componentes, entre ellos los de Bert Jansh, en solitario, o acompañado de otros artistas. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario