31 enero 2015




Full de damas

Billie Holiday (1915-1959) y Anita O' Day (1919-2006) aparecen en este post con algunas de sus mejores cartas de presentación que les sirvieron a ambas para labrarse el reconocimiento por parte de crítica y público como dos auténticas y versátiles cantantes de jazz, cuyas obras saltaron por encima de modas, vidas rotas, crisis, drogas y racismo. Así sobre la mesa queda desplegada esta jugada que apuesta por llegar a todas las sensibilidades con la convicción de no defraudar. Ambas estadounidenses, una negra de Filadelfia, otra blanca de Chicago, conocieron los tugurios de mala muerte donde empezaron desde muy jóvenes a cantar, como también descubrieron la magia de poder grabar un disco o de formar parte de una de las tantas orquestas que recorrían Estados Unidos, donde sufrieron el apartheid impuesto por el sistema imperante en la nación que las vio nacer. Pero, lo dicho, por encima de todo quedan sus canciones, unas más inspiradas, las más, otras menos, pero que no pasan desapercibidas a las más variopintas personalidades. En estos cinco discos hay material abundante para sumergirse en las mágicas aguas del jazz intemporal, donde, además de las voces aquí promocionadas, aparecen muchos y conocidos músicos que han escrito las mejores páginas del referido estilo musical.











No hay comentarios:

Publicar un comentario