06 julio 2015


Remembering Mountains: Unheard Songs By Karen Dalton (Tompkins Square) 2015
Varias cantantes
Portada: fotografía de Abralyn Baird


Sentido y oportuno homenaje a la guitarrista y cantante de Oklahoma Karen Dalton (1937- 1993), de quien, gracias al instrumentista Peter Walker, aparecen canciones compuestas por ella misma e inéditas hasta su aparición en este álbum titulado Remembering Mountains. El recordatorio tiene como principales protagonistas a la hora de cantar a conocidas voces femeninas de diferentes ámbitos del folk, pop, rock, americana, indie, que ponen los acentos desolador y melancólico que la propia Karen daba tanto a sus canciones como a las que recogió de otros compositores en sus dos elepés de 1969 y 1971, respectivamente. En total son 11 canciones las recuperadas para una pequeña antología de textos escritos por Dalton a quien con entrega y sensibilidad han sabido poner la energía que desprendía en sus interpretaciones cargadas de una tristeza que no estaba reñida con el talento de la cantante y guitarrista, cuyo corto recorrido artístico no impide que resurjan con fuerzas las creaciones de aquello que mejor sabía y hacía con entrega total.

Canciones e intérpretes: Remembering Mountains, Sharon Van Etten. All That Shines Is Not Truth, Patty Griffin. This Is Our Love, Diane Cluck. My Love, My Love, Julia Holter. Met An Old Friend, Lucinda Williams. So Long Ago And Far Away, Marissa Nadler. Blue Notion, Lauren Halo. For The Love I'm In, Larkin Grimm. Don't Make It Easy, Isobel Campbell. At Last The Night Has Ended, Tara Jane O'Neil. Met An Old Friend, Josephine Foster.

Músicos: David Boyle (órgano), Patty Griffin (piano y voz), John Grimm (banjo y violín), Larkin Grimm (guitarra y voz), Sam James (guitarra y voz) Darren Jessee (batería), Doug Keith (guitarra), Hamilton Leithauser (voz), Janel Leppin (chelo), Marissa Nadler (guitarra elécgtrica y voz), Butch Norton (batería), Tara Jane O'Neil (guitarra y voz), Doug Pettibone (guitarra), Craig Ross (barítono y sintetizador), David Sutton (bajo), Chris Szczech (instrumentación) y Sharon Van Etten (bajo, piano y voz). 

Más portadas: It`s So Hard To Tell Who's Going To Love You The Best (1969) y In My Own (1971).









Ya no volveré, un acontecimiento de Highland Clearances

Robin Williamson (Edimburgo, 1943) es un veterano músico escocés cuya labor artística es fundamental para entender la evolución del folk en las Islas Británicas. Desde la lejana década de 1960, cuando formó la Incredible String Band hasta la actualidad, Williamson ha desarrollado una importante trabajo musical tanto en grupos como en solitario. De esta faceta hay que destacar que en 1981 salía a la venta el disco de larga duración titulado Songs Of Love And Parting (Canciones de amor y partida). Robin se apoyó para el citado álbum en la rica tradición de la poesía y las leyendas celtas, incluso aprovechó para recordar al mitificado poeta galés Dylan Thomas (For Mr. Thomas). 

Dentro del variado repertorio del referido LP, aparece la pieza Return No More, una composición de candente actualidad, salvando la distancias temporal, pues la canción se centra en un hecho histórico entre el siglo XVIII y XIX, y relacionado con el proceso denominado Highland Clearances, es decir la expulsión que se produjo de los habitantes de las tierras altas de Escocia para que el terreno donde habitaban fuese destinado al pastoreo de ganado ovino. Entre los peores acontecimientos de los que se tiene noticia figura la expropiación de Strathaver, en 1813. Según los testimonios de la época, muchas  personas tuvieron que emigrar al nuevo Continente, y es en una de las salida de un barco con destino a las costas americanas cuando un gaitero local interpretó  Cha Till Mi Tuile (Ya no volveré), que dio origen la canción que Robin Williamson recuperó con el título Return no more.




No volver ya

En el bello Strathaver teníamos caza y abundancia
Nuestras aves del páramo, nuestros ciervos de la montaña
Corrían límpidos los ríos con truchas y salmones
antes de que nos impusiera la alta burguesía
sus leyes sobre la caza

No volver ya, toca el gaitero
Debe zarpar el barco y nosotros también
No volver ya, se me parte el corazón
y lloraré amargas lágrimas por ti

Por los corderos de Cheviot y por avaricia nos han echado
de nuestros hogares y de la tierra que era nuestra
Ha sido Patrick Sellare quien nos ha infligido este dolor
con el fuego y las armas de sus pelotones de expropiación

Han quemado nuestras casas y nuestras pertenencias
Nos han echado con lo que llevábamos puesto
En pleno duro invierno sin donde guarecernos
A donde rompe el cruel oleaje sobre la costa rocosa

Sin trabajo en Glasgow, sin comida para viajar
Entre las rocas ha muerto nuestro ganado
Hemos vendido arenques salados, nos hemos alimentado de ortigas
hasta quedarnos poco más que nuestro orgullo

Después por millares y decenas de millares 
nos hemos pagado la travesía como servidores contratados
con los anillos de boda y las medallas de nuestro padre
rumbo a las costas canadienses de América





Return no more

In bonny Strathnaver we had game and plenty
our moorland birds our mountain deer.
Clear ran the rivers with trout and salmon
before the gentry forced their game laws here.

Chorus: Return no more, the piper's playing,
The ship must sail, and so must we.
Return no more, my heart is breaking
and bitter tears I'll cry for thee.

For Cheviot sheep and for greed they drove us
from our native homes and rightful land.
It was Patrick Sellars put this sorrow on us
with the fire and the guns of his clearance gangs.

They burned our houses and our belongings,
they drove us out with what clothes we wore
in bitter winter, devoid of shelter,
to where the cruel waves break upon the rocky shore.

No work in Glasgow, no food to travel,
among the rocks our cattle died.
We sold salt herrings, we lived on nettles
'til there was little left us but just our pride.

Then by the thousands and the tens of thousands
as indentured servants our passage paid
with our wedding rings and our fathers' medals
to sail for Canadian shores or America.