27 abril 2017

Memoria de los sentidos (Sony 2017)
Vicente Amigo


Vicente Amigo (Guadalcanal-Sevilla, 1967) hace honor a su apellido por aquello del decir: "es amigo de sus amigos" pues en su más reciente entrega discográfica titulada Memoria de los sentidos, no dudó, como en otras ocasiones -ejemplos de otros discos los hay-, en invitar a conocidos que él reconoce que es una suerte contar con ellos porque, además, son grandísimos artistas, casos, según sus propias palabras "Poveda, el maestro, Pele, Arcángel, Pepe de Pura, Niña Pastori, Pedro el Granaíno, que aún no ha grabado pero es un tío al que le suena la voz increíble. Y Potito, otra de las joyas del flamenco, y Rafael de Utrera, que estuvo en el sexteto de Paco de Lucía". Incluso el bailaor Farruquito aporta un zapateado, músico antes que danzante, matiza Amigo en la entrevista aparecida en la revista ELLE número 367 del mes de abril.

El octavo larga duración del guitarrista andaluz se centra de forma inamovible en el toque flamenco, pero sin perder de vista el aire actual que Amigo concede cuando tañe la guitarra, protagonista esencial para comprender los sentimientos que conllevan las nueve piezas de Memoria de los sentidos. Se agradece el variado plantel de cantaores y otros músicos, pero sobre toda la jonda inspiración del guitarrista que guía esa búsqueda que se abre con el cante de Potito en Amoralí y se cierra con el Requiem en honor de Paco Lucía. 


"Quería un disco más primitivo, con menos elementos y que pudiera llegar a ser bien entendido con la guitarra nada más. Con poca percusión. Para no distraer la atención con otras cosas, porque la gente se distrae. Nunca tienes claro el argumento, esa es la búsqueda". Entrevista de U. Fuente, a Vicente Amigo, en La Razón.



Repertorio


  1. Amoralí, (con Potito)
  2. Guadamecí
  3. La Fragua (con El Pele)
  4. Puente de los Orfebres (con Farruquito)
  5. Sevilla
  6. Plaza de las Sirenas (con Pepe de Pura)
  7. Tientos del Candil (con Miguel Poveda)
  8. Las Cuatro Lunas (con Pedro el Granaino)
  9. Réquiem (con Niña Pastori, Arcángel, Miguel Poveda, Rafael de Utrera y Pedro El Granaino)

Músicos

  • Vicente Amigo (guitarra)
  • Paquito González (percusión)
  • Ewen Vernal (bajo y contrabajo)
  • El Rubio (palmas)


 Más portadas
  • Un momento en el sonido (2005)
  • Paseo de Gracia (2009)
  • Vivencias La Obra Completa de un Genio (2010)
  • Tierra (2013)


Próximas actuaciones

MAYO
1
Madrid
Teatro Real de Madrid

MAYO
4
Granada
Palacio de Congresos

MAYO
6
Valladolid
Auditorio Miguel Delibes

MAYO
18
Fez (Marruecos)
Place Bab Makina- Festival Música Sacra Fez

MAYO
20
Gijón
Teatro La Laboral

JUNIO
6
Roma
Teatro Brancaccio

JUNIO
13
Zagreb (Croacia)
Concert Hall Vatroslav

JULIO
6
Tortosa
Teatro Auditori Felip Pedrell

JULIO
23
Alicante
ADDA

SEPTIEMBRE
30
Bruselas
Flagey

NOVIEMBRE
24
Düsseldorf
Robert Schumann Saal

NOVIEMBRFE
26
San Sebastián
Teatro Victoria Eugenia

DICIEMBRE
11
París,La Cigale





Fotografía © http://www.vicenteamigo.com/fotos/




Fotografía © Pandora Producciones

26 abril 2017




These Are The Blues (Verve) 1963
Ella Fritzgerald
Portada: David Stone Martin


Ella Fritzgerald (1917 - 1996) grabó a comienzos de la década de 1960 su primer disco grande de repertorio completo de blues, cuando la cantante ya era toda una institución dentro del jazz vocal. Acorde con el blues clásico y el acompañamiento de excelentes y eficientes músicos, Ella se adentra con elegancia no exenta de pasión en un género que también le pertenecía y del que sacaba ricos matices mediante su privilegiado arte de cantar.

 Basta con escuchar cualquiera de las 10 composiciones de These Are The Blues, para darse cuenta de la versatilidad de la artista a la hora de enfrentarse a cualquier desafío, que en el caso del blues tiene un acertado componente de modernidad sin que su voz pierda la cercanía de quienes sienten la música popular. Esa entrega se percibe con fuerza desde Hail House Blues hasta Hear My Talking You. Seguramente, cualquiera de los compositores de los blues grabados en este disco de estudio,  Leroy Carr, Ma Rainey, Pete Johnson, Alberta Hunter, W.C. Handy o Armstrong, estaría orgulloso de haber contribuido a que Ella sintiera el blues.


Repertorio
  • Jailhouse Blues (Bessie Smith, Clarence Williams) 
  • In the Evening (When the Sun Goes Down)" (Leroy Carr, Don Raye) 
  • See See Rider (Ma Rainey) 
  • You Don't Know My Mind" (Gray, Virginia Liston, Williams)
  • Trouble in Mind" (Richard M. Jones) 
  • How Long, How Long Blues" (Leroy Carr) 
  • Cherry Red (Pete Johnson, Big Joe Turner) 
  • Downhearted Blues (Lovie Austin, Alberta Hunter) 
  • St. Louis Blues" (W. C. Handy) 


Músicos

Ella Fitzgerald - voz
Roy Eldridge - trompeta
Wild Bill Davis - órgano eléctrico
Herb Ellis - guitarra
Ray Brown - bajo acústico
Gus Johnson - batería

Más portadas
Todos los discos fueron editados en 1963

Ella Swings Gently with Nelson 
Ella and Basie!
Ella Sings Broadway 
The Jerome Kern Songbook 











25 abril 2017

Damas 2017

De diferentes geografías, unas mirando hacia atrás, aferrándose con cariño y recogiendo lo positivo de sus culturas, sus cantos ancestrales o los que en su tiempo impregnaron de alegría o dolor el día a día y que aún perduran sin perder un ápice de actualidad. Pueblo que canta no morirá. Otras buscando con sus composiciones, con sus voces, con su música, un lugar para hacer más llevadero el trajín de cada jornada. 

Todas ellas nos invitan con sus palabras cantadas o hechas música a que aceptemos como real aquella frase de Ella Fritzgerald: Donde hay amor e inspiración, nada te puede salir mal. 










<





































<












<



















































Mental Illnes (Superego Records) 2017
Aimee Mann
Portada: ilustracción de Andrea Dezsö

Noveno disco de larga duración de Aimee Mann (1960) en el que la cantante virginiana incluye 11 piezas de tipo acústico aderezadas con arreglos de cuerda que se complementan perfectamente con el carácter entre intimista y melancólico del repertorio de Mental Illnes. La cantautora reconoce que este es su álbum más triste, más lento y más acústico, que utiliza como vehículo un folk escorado hacia ese pop especialmente cuidado que tan buenos resultados viene dando desde hace décadas. En esa línea se puede incluir la primera canción Goose Snow Cone, a la que sigue Stuck In The Past, con un mayor protagonismo de la guitarra acústica que empuja la voz de Aime hacia melodías inspiradas en la mejor tradición del folk rock setentero. Y sin grandes desniveles, el recorrido de la cantante estadounidense sirve para desgranar sus introspecciones en vidas de personas tocadas por los males mentales, como indica el título del álbum, una entrega cargada de sensibilidad y buen hacer que a veces incluye salidas del pozo, como demuestra Patient Zero, donde el dramatismo se aligera con el juego entre piano, cuerdas y la voz de Aimee Mann.  

Repertorio
  • Goose Snow Cone
  • Stuck In The Past
  • You Never Loved Me
  • Rollercoasters
  • Lies Of Summer
  • Patient Zero
  • Good For Me
  • Knock It Off
  • Philly Sinks
  • Simple Fix
  • Poor Judge

Músicos:

Aimee Mann (guitarra acústica, bajo, percusión y voz)
Jonathan Coulton (guitarra acústica)
Paul Bryan (bajo y voz)
Jay Bellrose (batería y percusión)
Jamie Edwards (piano, harmonium, guitarra acústica y guitarra de 12 cuerdas)
The Section Quartet (Eric Gorfain, Leah Katz, Marisa Kuney, Richard Dood)
John Krovozz (chelo)
Peggy Baldwin (chelo)
Paul Bryan (arreglos de cuerdas y director)
Ted Leo (coros)
Aaron Oltman  (viola)
Leah Katz (viola)
Rodney Wirtz (viola)
Amy Wickman, Eric Gorfain, Gina Kronstadt, Marisa Kuney, Radu Pieptea, Susan Chatman y Terry Glenny (violines)


Más portadas:

Whatever (1993)
I'm with Stupid (1995)
Bachelor No. 2 or, the Last Remains of the Dodo (2000)
Lost in Space (2002)
The Forgotten Arm (2005)
One More Drifter in the Snow (2006)
@#%&*! Smilers (2008)
Charmer (2012)

Próximas fechas de gira por Estados Unidos









24 abril 2017

Voces y susurros

El origen de los grupos vocales que tanto abundaron en la década de 1950, incluso antes de que el rock and roll adquiriese mayoría de edad y proyección universal, se sitúa en formaciones que influyeron de forma decisiva en lo que con el paso del tiempo quedaría bautizado definitivamente como Doo-Wop.

Gentes de color cantaban en Ink Spots, The Mills Brothers o The Four Aces, algunos de los grupos vocales que triunfaron en los años 40 del siglo pasado, aunque el primero de los citados ya había obtenido éxito en la década anterior. 


La influencia de estos pioneros se aprecia, por ejemplo, al escuchar una vieja grabación de 1958, cuando unos adolescentes de Liverpool grabaron la canción In spite of all the danger, firmada por Paul McCartney y George Harrison, que junto a John Lennon formaban parte de Quarrymen, recordatorio de los británicos a los grupos vocales del otro lado del Atlántico.

Los conjuntos anteriores a la era dorada del Doo-Woop se caracterizaban por unas voces cuidadas, imagen atildada de sus miembros y acompañamiento musical cuando lo había que nada tenía que ver con la crudeza del blues o la improvisación del jazz. Los jóvenes negros y blancos de los barrios populares de Estados Unidos tenían la costumbre de improvisar canciones sin ningún tipo de instrumental. La falta de guitarras, percusión o teclado se suplía con otras voces que imitaban o trataban de imitar sus sonidos. Muchas veces había más voluntad que experiencia.


Para las casas discográficas no pasaron desapercibidos aquellos grupos de aspirantes a entrar en el club de la fama, lo cual para algunos se cumplió con creces y hasta el punto de situar algunas de sus piezas entre las clásicas de la música popular que más de medio siglo después siguen sonando en diferentes formatos desde bandas sonoras a anuncios publicitarios, cuando no en recordatorios de viejas etapas de la canción. 

El amor, la noche, la parafernalia juvenil y otros asuntos en teoría banales eran las preferencias argumentales de las canciones adscritas al estilo du duá, pero con unas características comunes: una voz que destaca (el solista) sobre otras que corresponden a quienes se encargan de los coros, sonidos u onomatopeyas tan presentes en el repertorio Doo-Wop

Los miembros de dichos grupos escogían nombres curiosos para bautizar sus combos, desde los de aves a los de razas de perro, aunque otros prefirieron marcas de automóviles (Cadillacs, Fleetwoods). De los conjuntos relacionados con razas caninas estaban The Spaniels, cuyo disco recopilatorio Stormy Weather es un ejemplo claro del estilo y ofrece entre otras singularidades un toque rock and rollero a sus crónicas de amor, en el caso de Baby Sweets, cuando no caía.n en la ternura desmedida de One Hundred Years From Today.


De los grupos pájaro se puede citar a The Orioles que con sus cantos llegaron lejos, sobre todo con Crying In The Chapel. En su producción se encuentran otras tan interesantes como la anterior: Sugar Gal y Happy Till The Letter. A la avifauna cantora pertenecían tam bién The Penguins, cuyo éxito Earth Angel constituye todo un himno del Doo-Wop. Por su parte, The Flamingos triunfaron con I'll Be Home y demostraron asimismo que no eran unos advenedizos. En cuanto al vuelo de The Falcons fue vistoso en especial en la etapa de su canción You're So Fine.



The Coasters era de la tendencia humorística que también tuvo su hueco en el Doo-Wop, frente al dramatismo de otros grupos como The Platters, quizás el más conocido a nivel internacional. De los primeros están entre sus mejores interpretaciones títulos como Young Blood, Yakety Yak y Charlie Brown. De los segundo no pueden faltar en cualquiera de sus periódicos grandes éxitos: Only You, My Prayer, The Great Pretender y Smoke In Gets In Your Eyes.




Recoger los nombres de todos los conjuntos de Doo-Wop es tarea imposible, pero es bueno recordar a The Five Keys y Ling, Ting, Tong, The Majors y Wonderful Dream, Maurice Williams And The Zodiacs y Stay, The Drifters y Money Honey, The Moonglows y When I'm With You,  Frankie Lemon & The Teenagers y Who Do Fools Fall In Love, Dion And The Belmonts y I Wonder Whay, Dion & The Belmonts y The Wanderer, The Marcels y Blue Moon y los canadienses The Crew-Cuts y Sh-Boom.

Muchas de esas canciones serían la semilla de las primeras bandas de rock and roll y solistas que luego triunfarían. Incluso algunos cantantes de Doo-Wop vivirán una seguna época de éxito, dentro de un estilo clásico de la música popular norteamericana: el soul, que debe mucho a aquellos coros omnipresentes que fueron algo así como la banda sonora de buena parte de la década de 1950. En esa línea estuvieron también dejando el pabellón muy alto: The Bluejays, The Orchids, The Turbans, The Ravens, The Monotones, Clovers, The Sonics, Danny & The Juniors o los combos femeninos The Chantels y The Chordettes, y otros cientos que no llegaron a colocar sus canciones en las listas de éxitos, pero que cumplieron el compromiso de hacer más llevadera la vida de los jóvenes, quienes con el paso del tiempo cambiaron hacia ritmos más agresivos y menos acaramelados para lanzar mensajes en tono reivindicativo. Comenzaba el nacimiento del rock and roll.





20 abril 2017

Searchin' For A Rainbow (Capricorn Records) 1975
The Marshall Tucker Band
Portada: Ken Featherston

Los componentes de The Marshall Tucker Band estaban inmersos en su mejor etapa creativa que incluía grabaciones discográficas y multitudinarias actuaciones en directo. En ese periodo de tiempo de tres años el haber ofrecía cuatro discos grandes, entre ellos, Searchin ' For A Rainbow, cuarto de estudio, y el que mejor acogida tuvo en las listas de éxitos de Estados Unidos, en concreto en el puesto 15 de la publicación especializada Billboard, mientras que el apartado country quedó registrado en el 21, a lo cual hay que añadirle el marchamo de disco de oro por las notables ventas (medio millón de ejemplares).

Grabado entre julio de 1974 y junio del año siguiente, el álbum se puso a la venta en agosto de 1975, con el atractivo de un repertorio que se abría con dos piezas pegadizas en tono campestre, ideales para promocionarlas en formato sencillo (single). La primera de las canciones referidas lleva el título de Fire On The Mountain, compuesta por George McCorkle, a quien acompaña el otro guitarrista y líder del grupo de Caroline del Sur, Toy Cadwell, quien realiza una excelente labor con el steel guitar de siniuosas resonancias que se entrecruzan con otros instrumentos como el violín del gran Charlie Daniels -colaborador habitual de MTB- o la flauta de Jerry Eubanks, sin olvidar la potente sección rítmica, otra de las señas de identidad del combo sureño.

Searchin' For A Rainbow, que da título a disco, sigue en la misma onda country rock que la anterior, pero con el añadido de la guitarra sugerentemente tañida por el allman brother Dickey Betts que comparte protagonismo con violín y steel guitar dentro de una línea evocadores ritmos del campo del Sur de Estados Unidos.

En Buscando un arco iris se nota la perfecta armonía de los seis miembros del conjunto a la hora de aportar sus preferencias musicales, pues hay que tener en cuenta el amplio bagaje estilístico de The Marshall Tucker Band: rock and roll, folk, country, honky town, boogie, blues, soul, jazz y gospel. De todo lo antes citado aparece en las restantes canciones, como ese típico balanceo henchido de raíces campestres en Walkin' And Talkin' y Bob Away My Blues, que trasladan a cualquier local de bebidas perfectamente ambientado por una banda como MTB. No faltan tiempos medios y lentos que tienen la máxima expresión en la inolvidable Virginia y la calma Keeps Me from All Wrong. Se agradece asimismo la jazzística Bound and Determined y el broche final de la única pieza en directo del disco, la ya conocida Can´t You See (del primer LP homónimo), sin duda, una de las mejores de la obra en general de The Marshall Tucker Band, recogida en la actuación del 31 de julio de 1974 en el Arts Center  de Milwaukee en Wisconsin

Repertorio:
Fire On The Moutain
Searchin' For A Rainbow
Walkin' And Talkin'
Virginia
Bob Away My Blues
Keeps Me from All Wrong
Bound And Determined
Can't You See

Apunte:
En la reedición de Searchin' For A Rainbow, correspondiente al año 2006, se incluyó como canción extra It Takes Time, grabada en directo en abril de 1980 en Ann Arbor.

Músicos:
Doug Gray (voz y percusión)
Toy Caldwell (guitarras eléctrica y acústica, steel guitar y voz en Can't You See
Tommy Caldwell (bajo y voz)
George McCorkle (guitarras eléctrica y acústica y banjo)
Jerry Eubanks - flauta, saxos alto, barítono y tenor, coros)
Paul Riddle (batería)

Colaboradores:
Dickey Betts (guitarra en Searchin' For A Rainbow)
Paul Hornsby (piano y órgano)
Charlie Daniels (fiddle -violín-)
Chuck Leavell (piano eléctrico)
Jerome Joseph (congas)
Al McDonald (mandolina)
Leo LaBranche (trompeta y arreglos de sección de metales)

Sencillos sacados del LP:
1975 Fire On The Mountain, que ocupó el puesto 38 en la lista Billboard Hot 100. 1976 Searchin' For A Rainbow número 82 en el Hot Country Singles.
























































19 abril 2017

Músicas de la nueva era

Un paseo por algunas de las obras de compositores, músicos y grupos que se apuntaron a la denominada new age, músicas de la nueva era o música para meditar, entre otros nombres que indicaban que se estaba ante un amplio territorio en el que se entrecruzaban desde músicas étnicas a ritmos celtas, pasando por obras adaptadas para instrumentaciones digitales o el folk. Un terreno que sigue abierto a muchos solistas y formaciones que non dudan de vez en cuando en sorprender y aportar sensibilidades con visión de futuro pero también con interés por la tierra que las acoge.