22 enero 2019

Sureños. The Allman Brothers Band

El sur de Estados Unidos es un territorio fértil para el desarrollo de la labor musical como demuestra la existencia formas que generación tras generación se transforman o siguen en su estado primigenio con nombres dispares proclives a aparecer y reaparecer en cualquier momento. Y es que de esa mistura nació el rock sureño a finales de la década de 1960. Ese estilo se apoya, entre otros, en blues, folk, jazz, rock and roll, boggie, gospel, soul y country.


El punto de partida del rock sureño se puede situar antes y con otras formaciones, pero The Allman Brothers Band es el grupo de referencia del denominado "southern rock". El primer disco de larga duración de la banda de Jacksonville (Florida) que lleva el nombre del citado combo. Los hermanos que daban nombre al grupo, naturales de Nashville, demostraron con creces su dominio de los instrumentos y su capacidad creativa, tanto para revisar viejos blues como para componer piezas en las que toda la banda obtenía un importante beneficio a la hora de interpretar.

El mayor de los Allman, Duane, llegó a ser un acreditado músico de estudio. Uno de los muchos ejemplos de su ocupación de ilustre acompañante junto a otros prestigiosos instrumentistas, se produce en la inspirada y emblemática pieza Layla, del supergrupo Derek And The Dominoes, en el que también tocaba Eric Clapton. El pasaje de la guitarra slide tocada por el músico sureño ha quedado como una de las mejores secuencias sonoras del rock and roll de todos los tiempos. 



Los Allman contaban asimismo con el teclista Gregg Allman, quien cantaba a menudo e incluso tocaba la guitarra; en la sección rítmica estaba el malogrado bajista Berry Oakley; la segunda guitarra corría a cargo de Dickey Betts, mientras que las percusiones estaban ocupadas por Butch Trucks y Jai Johanny Jaimoe, dos bateristas contundentes y compenetrados que constituían una de las señas de identidad del sexteto. Los dos primeros álbumes The Allman Brothers Band (1969) e Idlewild South (1970) desatan un robusto blues rock definitorio de las raíces musicales del combo que, sin embargo, también se atreven con otras sonoridades: boogie, jazz, hard y country que conducen a los comienzos del mejor rock sureño.



El doble en directo At Fillmore East (1971) personifica el sobresaliente momento de los seis miembros de The Allman Brothers Band, gracias a incondicional entrega a una forma de directo admirable y acorde con el rock duro, el blues y el jazz, tarea en la que la interacción de todos los componentes del combo demuestran la amplitud de miras a la hora de ejecutar creaciones propias como estándares que llevan al vigor que liberan todas las piezas de los dos LP, sobre todo Statesboro Blues, In Memory Of Elizabeth Reed y Whipping Post. 

La temprana muerte de Duane, a los 24 años en accidente de motocicleta, no impide que salga a la venta Eat A Peach (1972), otro doble que será en el último que toque el mayor de los hermanos Allman. Alguna composición rescatada de las grabaciones del anterior At Fillmore East, como la extensa Mountain Jam, se acompañan de otros canciones emblemáticas, una la deliciosa Melissa, cantada por Gregg, y otra la campera Blue Sky, interpretada por Dickey Betts, quienes recogerán el testigo de Duane, pero sin el mismo poder de convocatoria cuando Duane vivía, y de quien se escucha la excelente pieza acústica Little Martha.

Brothers And Sisters (1973) sería el quinto álbum de los Allman, que obtienen un importante éxito gracias a un par de piezas incluidas en dicho disco, la instrumental Jessica y la canción Ramblin Man, ambas compuestas por Betts, líder del grupo que antes de terminar la grabación del mencionado disco sufre la pérdida del bajista Oakley, quien sólo llegó a grabar dos composiciones de Brothers And Sisters, disco representativo de un combo perfectamente compenetrado, de éxito en las listas y de gran poder de convocatoria allá donde tocaba.



 Sin embargo, su siguiente disco Win, Lose Or Draw, a pesar de alguna pieza incontestable, no cubrió las expectativas, lo cual fue el primer aviso para la primera disgregación de la banda sureña, lo cual no impidió que su marca siguiera activa durante las décadas de 1980, 1990 y principios del tercer milenio, con profusión de actuaciones, nuevos discos y cambios de formación. 





21 enero 2019

 It's Real (Merge Records) 2019
Ex Hex
Portada: Will Sweeney 

El trío de power pop de Washington DC, Ex Hex, lanzará próximamente su segundo álbum titulado  It's Real, disco que de acuerdo con el sencillo en el incluido, Cosmic Cave, que dice bastante de la habilidad de las tres damas estadounidenses cuando desarrollan ese sonido cautivador en el que tienen un especial protagonismo la guitarra eléctrica, aunque no se obvia tampoco las atrayentes melodías vocales del grupo. Sin perder de vista la búsqueda de nuevas sonoridades, Ex Hex, dispone de un amplio bagaje en el que convergen glam, punk, hard y power pop, estilos que denotan una delicadeza no exenta de potencia que se agradece de veras.


Canciones

Tough Enough
Rainbow Shiner
Good Times
Want It to Be True
Diamond Drive
No Reflection
Another Dimension
Cosmic Cave
Radiate
Talk to Me


Músicos

Mary Timony (guitarra y voz)
Betsy Wright (guitarra, bajo y voz)
Laura Harris (batería)
Jonah Takagi (guitarra y bajo) 
David Christian (batería)


Más portadas

Rips (2014)
Fotografía: © Carl Pocket