27 junio 2006

“Last of the Brooklyn Cowboys” (Reprise Records). Arlo Guthrie (1947) hacia frente a la primera mitad de la década de los setenta con su mejor arma, la canción. Trece en total en el séptimo disco en solitario desde sus comienzos en 1967. En plena época de la canción intimista, los nuevos cantautores y el pujante country-rock, Guthrie junior se hizo con una generosa lista de músicos y cantantes que acudieron sin problemas a la cita en Hollywood para grabar en 1973 “Last of the Brooklyn Cowboys”, donde desde el título de las piezas y del álbum queda claro que Arlo se movía a gusto entre la combinación de composiciones populares y otras más urbanas. Dos temas instrumentales, uno de ellos de raíz irlandesa, varias composiciones prestadas (de Bill Halley, Bob Dylan y de su padre Woody, entre otros) y dos canciones de Arlo, llenan un disco muy de su tiempo y con un excelente fondo musical gracias a la presencia de reputados instrumentistas en la mayoría de los casos del ámbito del country-rock. La portada tiene como principal motivo una instantánea del fotógrafo y gran paisajista Marty Evans.

Canciones: “Farewell O’Gara”, “Gypsy Davy”, “This Troubled Mind Of Mine”, “Week On the Rag”, “Miss the Mississippi and You”, “Lovesick Blues”, “Uncle Jeff”, “Gates Of Eden”, “Last Train”, “Cowboy Song”, “Sailor’s Bonnett”, “Cooper’s Lament” y “Ramblin’ Round”.

Músicos: Arlo Guthrie (piano, armónica, guitarra, banjo y voz), Jim Keltner, Jerry Wiggins, Richard Hayward y Gene Parsons (batería), Bob Glaub, Doyle Singer, Lee Sklar, Thad Maxwell, Chuck Rainey, John Pilla y Doyle Singer (bajo), Don Rich (guitarra, dobro y violin), Jerry Brightman (guitarra metálica, steel guitar y banjo), Jesse Ed Davis, Buddy Alan, Bob Morris, Ry Cooder, Clarence White, John Pilla y Grady Martin (guitarras), Doug Dillard (banjo), George Bohanon, Dick Hyde y Gene Coe (instrumentos de metal), Jim Gordon, Jim Shaw y Mike Utley (teclados), Nick De Caro (acordeón), Don Cristlieb (fagot), Buddy Collette (clarinete), William Green (oboe), Ernie Watts (flauta) y Jessie Smith, Clydie King, Vanetta Fileds, Gene Merlino, Thurle Ravenscroft, Robert Tebow y Bill Cole (acompañamiento vocal).

Otras portadas: Alice’s Restaurant (1967), Running Down the Road (1969), Washington Country (1970), Hobo’s Lullaby (1972), Arlo Guthrie (1974), Amigo (1976), The Best of Arlo Guthrie (1977), Precious Friend (1982), Someday (1986) y Baby’s Storytime (1990).

“Porque no mundo menguou a verdade” (Zafiro). Xosé Quintas-Canella se había movido en el ambiente musical de Galicia de finales de los años 60, cuando se puso en marcha el proyecto “Voces Ceibes”, aunque él orientase su música hacia los ricos cancioneros medievales. Una década después, en 1978, se ponía a la venta el disco “Porque no mundo menguou a verdade”, donde Xosé insistía en su preferencia por las viejas cantigas galaico-portuguesas del periodo comprendido entre los siglos XII y XIV, canciones de amor en su mayoría que interpretaban los trovadores. De este repertorio se nutre el primero y único disco de Xosé Quintas-Canella, quien estaba acompañado por un excelente grupo de músicos que utilizaban predominantemente instrumentos acústicos. En otras ocasiones, el propio cantante era el compositor de piezas como “As nove ondas” y “Pra miña compañeira de laboura”, que en el caso de la primera nada tenía que ver con el amor sino con la dura realidad del mar contaminado por el petróleo. La portada y la contraportada de Bernal y Enrique recogen dibujos de inspiración medieval sobre las 12 canciones, ilustraciones como las que utilizaban los músicos ambulantes para explicar alguna historia.

Canciones: “ O rei García”, “Vi eu, mia madre, andar”, “A miña amiga”, “A unha vella quis ora trobar”. “Porque no mundo mengou a verdade”, “Sedíame eu na ermida de San Simón”, “Pra miña compañeira de laboura”, “As nove ondas”, “Ai flores do verde pino”, “A por quén perço dormir”, “Mariña Foça” y “Valeiros”.

Músicos: Xosé Quintas (voz y música), Eloy Vázquez (zanfona, guitarra, rabel, guitarra acústica, cítara, contrabajo, laúd y percusión), Anxel Barbadillo (guitarra, laúd y guitarra acústica), Enrique F. Ferreira (cello, contrabajo y percusión) y Bernal Martines (flautas y percusión). Arreglos: Eloy, con la colaboración de Anxel Barbadillo y A. Salgado.
“My song” (ECM). Keith Jarret y Jan Gabarek eran dos de los músicos más importantes del sello discográfico ECM, una nueva apuesta en los años 70 por una música que se salía de los cánones impuestos por las grandes multinacionales del disco, y, por tanto, orientaban sus producciones hacia un mercado en constante movimiento. En teoría ECM nació con vocación de cambio, y esto se nota en sus primeras grabaciones. “My song” es un disco que se salió del ámbito más bien reducido de los que buscaban otras propuestas musicales, porque, además de calidad, había esa comunicación fluida y necesaria para una mejor acercamiento a la obra de instrumentistas reconocidos a nivel internacional. Piezas como la que da título al elepé y Tabarka son ejemplos del excelente trabajo realizado por el cuarteto que practica un jazz heterodoxo con mezcla de otros estilos que influyeron en los músicos nórdicos y norteamericanos. La carpeta del disco mantiene el estilo que identifica a ECM, en este caso gracias al arte de Barbara Wojirsh.


Canciones: “Questar”, “My Song”, “Tabarka”, “Country”, “Mandala” y “The Journey Home”.


Músicos: Keith Jarrett (piano y percusión), Jan Garbarek (saxos tenor y soprano), Palle Danielsson (bajo) y Jon Christensen (batería).


Otras portadas: Keith Jarret (Works-1971, The Köln Concert-1975, Eyes of the heart-1976, Invocation/The moth and the flame-1981, Changes-1983 y Dark intervals-1988). Jan Garbarek (Dansere-1975, Places-1977, Photo with Blue Sky, White Cloud, Wires, Windows and a Red foof-1978, Eventyr-1980, Wayfarer-1983 y Legen of the seven dreams (1988).